Google+ Followers

reforma telecom

jueves, 1 de diciembre de 2016

LA VERDADERA NOCHE DE IGUALA de Anabel Hernández en la FIL de Guadalajar...

lunes, 21 de noviembre de 2016

De llegar a Los Pinos, este es el proyecto que impulsaría AMLO

De llegar a Los Pinos, este es el proyecto que impulsaría AMLO

El líder de Morena propuso someter a consulta las reformas estructurales; dar marcha atrás al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; eliminar las pensiones a los ex presidentes y reducir el sueldo de la alta burocracia. Con Trump, sugirió una política de “buena vecindad” y evitar la confrontación.
Congreso-Nacional-MORENA 1
Andrés Manuel López Obrador, líder nacional de Morena, presentó los 50 puntos del Proyecto Alternativo de Nación que pondría en marcha en caso de ganar la Presidencia de la República, mismo que fue aprobado por unanimidad durante su II Congreso Nacional.
Entre las medidas anunciadas descata promover una consulta a la población sobre las reformas estructurales impulsadas por la administración de Enrique Peña Nieto.
“Expongo la postura que mantendremos en cuanto a las llamadas reformas estructurales, laboral, educativa, energética, entre otras. Confieso que soy partidario de revertirlas, tengo suficientes razones para sostener que no benefician al pueblo, sino que lo perjudican. Sin embargo, no responderemos a una imposición con otra imposición. Por ello, se consultará a la gente si las reformas se mantienen o se cancelan y se respetará la decisión de la mayoría”.
También prevé dar marcha atrás al Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, a fin de construir la nueva terminal en la base militar de Santa Lucía.
Eliminar las pensiones a los ex presidentes, reducir el sueldo de la alta burocracia, y modificar el artículo 108 de la Constitución, a fin de castigar por corrupción al Presidente, son otros de los puntos que impulsará.
Dijo que si el voto le favorece tendrá “una postura mesurada” en política exterior ante la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.
Sin mencionar por nombre al magnate, el tabasqueño manifestó que México debe tener una política exterior seria, diplomática, con apego a los principios de autodeterminación, no intervención, solución pacífica de controversias, para que no sean la amenaza ni el uso de la fuerza los que rijan las relaciones internacionales.
Adelantó que la relación con Estados Unidos se fincará en el respeto, en una política de “buena vecindad”, y de convencer a ese país que el futuro de ambas naciones debe tomar el camino del desarrollo y la creación de empleo, no el de la confrontación.
Advirtió que el flujo migratorio no se detendrá con muros, redadas o con la militarización fronteriza, “los mexicanos que van a EU lo hacen por necesidad, no por gusto”, expresó.
Para hacer frente al principal problema de México, el de la corrupción política, López Obrador convocó a todos los mexicanos a construir un acuerdo nacional para hacer de la honestidad una forma de vida y de gobierno.
Destacó que el presupuesto será realmente público y se dará preferencia a los pobres; se cuidarán los recursos naturales; la riqueza de la nación y los frutos del trabajo de los mexicanos se distribuirán con justicia.
El líder nacional de Morena se comprometió a brindar atención especial a la frontera sur, con miras a evitar el maltrato a los migrantes centroamericanos y garantizar el respeto a sus derechos humanos.
Aseguró que habrá un auténtico Estado de Derecho y para ello se hará valer la autonomía e independencia de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.
El político prometió que el Presidente se someterá al principio de la revocación del mandato, por lo que al cumplir dos años, se hará una consulta para que la gente decida si continúa o no en el cargo.
Apuntó que los jóvenes tendrán garantizado el derecho al estudio y al trabajo.
López Obrador seguró que no le preocupa la guerra sucia que han puesto en marcha sus adversarios del PRI y el PAN; y afirmó que esto se debe a que “la mafia en el poder” está muy preocupada porque se encuentra en el primer lugar de las preferencias electorales.
También pidió a la dirigencia de su partido preocuparse por la compra del voto en las próximas elecciones. “Entregan dádivas, migajas, dinero, despensas, frijol con gorgojo, láminas de zinc, láminas de cartón (…) y ahora en el Estado de México, ahí de manera descarada entregan también pollos y patos, chivos, borregos, puercos, cochinos, cerdos, marranos, eso es lo que son, corruptos”, señaló.
Obrador anunció que a finales de marzo de 2017 volverán a reunirse en un Congreso Nacional Extraordinario para conocer cuántos comités se han conformado. Hasta este momento, la cifra es de 40 mil 68 comités, que representa un 61 por ciento de avance en la meta central de cuidar el voto en los comicios del 2018.

En defensa de México y su soberanía

En defensa de México y su soberanía (Desplegado)
Con motivo del 106 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, personalidades de la vida política, artística y cultural firmaron un desplegado en el que advierten la situación de "vulnerabilidad extrema" en la que se encuentra el país ante la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.
Secuencia 01_1
(Foto: http://pormxhoy.org)
Este lunes se publicó en La Jornada un desplegado con motivo del 106 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana en el que se señala que nuestro país se encuentra en una situación de vulnerabilidad extrema ante la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.
Para hacer frente a una eventual deportación masiva de connacionales, el texto que se publica en la página de la organización Por México hoy, y que está firmado por Cuauhtémoc Cárdenas, entre muchos otros, señala que el gobierno mexicano debe mantener las “políticas sociales, económicas, energéticas y de recortes presupuestales en el gasto social y en la inversión productiva”.
Ante las amenazas de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la negociación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), se sugiere “un cambio radical en el modelo de desarrollo nacional“.
Este cambio debe incluir, entre otras medidas: revertir la reforma energética y las reformas estructurales que son contrarias al interés nacional; fomentar el empleo formalerradicar la corrupción y la impunidad; así como impulsar una nueva política de industrialización yrecuperación productiva del campo.
A continuación, el texto íntegro:
EN DEFENSA DE MÉXICO Y SU SOBERANÍA
Al pueblo de México:
Llegamos al 106° aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, cuando nuestro país atraviesa por la peor situación política, social y económica que haya vivido desde el estallido de la Revolución.
Amplios sectores de México y el mundo se encuentran alarmados por el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses, en particular por las amenazas que lanzó y que sigue lanzando como presidente electo.
En el caso particular de México, amenaza con la deportación de 3 millones de inmigrantes en cuanto asuma el poder, terminar la construcción del muro fronterizo y cobrárselo a México, e impedir el flujo de remesas.
Trump tiene todas las posibilidades de cumplir sus amenazas. México sufre un grado de vulnerabilidad extremo debido al fuerte descrédito y falta de autoridad moral de sus instituciones, empezando por el Ejecutivo Federal y siguiendo con su sistema de justicia, los cuerpos encargados del mantenimiento del orden público, el Congreso, las cúpulas empresariales y los partidos políticos. No puede olvidarse la violencia y la inseguridad que asuelan prácticamente a todo el país, la incertidumbre económica para todo tipo de inversiones, que representa la devaluación del peso, así como a la imprevisión gubernamental, antes y después de la elección norteamericana.
El deterioro social, económico y político de nuestro país no obedece ni tiene origen en el triunfo electoral de Donald Trump. Viene de décadas atrás y sabemos bien quiénes son los responsables de ello.
El gobierno mexicano, de mantener las políticas sociales, económicas, energéticas y de recortes presupuestales en el gasto social y en la inversión productiva que ha seguido hasta ahora, no tendrá capacidad para enfrentar lo previsible: deportados que representan demandas de puestos de trabajo formales, disminución de remesas y graves dificultades en miles de hogares por toda la República.
El gobierno mexicano tampoco tiene la capacidad ni autoridad para renegociar el Tratado de Libre Comercio y negociar el Tratado Transpacífico (TPP), con criterios de rescate de la soberanía nacional y defensa de la economía popular.
¿Qué procede? Un cambio radical en el modelo de desarrollo nacional, un cambio profundo en el proyecto de país que se debe impulsar inmediatamente.
¿Que se requiere? En primer lugar, tener confianza en que el cambio no solo es necesario, sino que es posible, empezando por razonar con patriotismo y dar los pasos necesarios para reorientar el rumbo.
El momento exige:
  • Anteponer el interés nacional y dejar de lado los intereses personales y de grupo.
  • Revertir la reforma energética y las reformas estructurales contrarias al interés popular y nacional.
  • Fomentar el empleo formal en condiciones dignas y salarios suficientes protegidos por la seguridad social.
  • Respeto y protección de los Derechos Humanos como orientación fundamental de las acciones del Estado.
  • Impulsar una reforma integral y democrática de todo el aparato de justicia y garantizar la vigencia plena del estado de derecho.
  • Erradicación de la corrupción y de la impunidad y con base en ello, combatir eficazmente a la delincuencia organizada.
  • Equidad social y erradicación de la pobreza.
  • Ordenamiento del territorio y acceso equitativo a vivienda, equipamientos y servicios públicos.
  • Crecimiento económico sostenido y ambientalmente sustentable en el largo plazo.
  • Una nueva política de industrialización y recuperación productiva del campo. Rescate de la producción agrícola campesina.
  • Fomento y fortalecimiento de la cultura, la ciencia y la tecnología nacionales.
  • Restablecer la relación con nuestros hermanos de América Latina, de nuevo amenazada, particularmente Cuba. En este camino, también fortalecer nuestros lazos de amistad y de intercambio equitativo con Asia, África, Europa y Norteamérica.
Convoquémonos a debatir estas y otras ideas para construir una mayoría social que, con respeto a las diferencias y con base en un programa común, se movilice para lograr los cambios que requiere el país.
A continuación, el texto íntegro:
106º ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA
20 de noviembre de 2016
Por México Hoy
Cuauhtémoc Cárdenas, Concepción Calvillo de Nava, Miguel Concha, Clara Jusidman, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, Alejandro Encinas, Javier Sicilia, Alejandro Vera, Eugenia León, Daniel Giménez Cacho, Pedro Kumamoto  Alejandro Solalinde, Victor Quintana, Eduardo Vázquez, Félix Hernández Gamundi, Marco Rascón, Adriana Luna Parra, Roberto Einbenschutz, Salvador Nava, Enrique Calderón Alzati, Elio Villaseñor, René Drucker Colín, Carlos Cruz, Lol Kin Castañeda, Carlos Heredia, Lázaro Cárdenas Batel, Alejandro Encinas Nájera, Víctor García Zapata, Cuauhtémoc Cárdenas Batel, Celeste Batel de Cárdenas, Manuel Canto, Carlos Lavore.
Jorge Fernández Souza, Sergio Benito Osorio, Sergio Silva, Humaya Valeria Hernández, Javier Buenrostro, Saúl Escobar, María Fernanda Wray, José Manuel Muñoz, Inti Muñoz, Anaid Alcázar, Marco Castillo, Viridiana Hernández, Neftalí Granados, Erika Llanos, Baltimore Beltrán, Camila Cárdenas, Luis Gabriel Castro, Jaime García Chávez, Víctor Orozco, Eloy Cisneros, Elvira Villareal Torres, Roberto Rodríguez Reyes, Oscar Hernández Pérez, Giovanni Xochipa Cano, Gustavo de la Rosa, Jorge Sierra, Alberto Vizcarra, Marcela Briz, Jorge Reza, Diane Martin, Héctor San Román, Manuel Fuentes Muñiz, Alejandro Svarch, Alejandro Perla, Eduardo Lima Gómez, Eugenio Rascón, Itzel Villicaña, Francisco Ayala, Froylan Rascón Barajas, Gustavo Rodríguez Elizarrarás, Jorge Arganis Díaz Leal, Rigoberto Ávila, Javier González Garza, Liliana Cuevas, Luis Reza, Piero Barandarian, Arnold Ricalde, Pedro Valtierra, Pedro Peñaloza, Mohamed Maze, Miguel Nieto, Alejandro Galván, Ruth Munguía, Rosa Adela López, Roberto González, Lourdes Rodríguez.

lunes, 14 de noviembre de 2016

“Me iría literalmente a La Chingada”: AMLO

“Me iría literalmente a La Chingada”: AMLO
Este 13 de noviembre, el dirigente de Morena cumple 63 años y hace una revelación: “Si desgraciadamente nos va mal en el 18, seguiré sembrando plantas e ideas hasta que fallezca, pero no volvería nunca más a ser candidato a nada”.
AMLO
Deseo vivir cuando pueda y hasta que muera en la Quinta La Chingada. Si el pueblo de México se manifiesta en 2018 por un cambio de fondo y me da su confianza, vendría a la quinta como ahora, de vez en cuando; pero si la mayoría de la gente dice que no me quiere gobernando o los de la mafia del poder nos lo impiden, entonces sí me iría literalmente a La Chingada. Es mi plan B: refugiarme en este lugar maravilloso”, confiesa el dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, en el marco de su cumpleaños 63.
Ya en 2012 había hecho una revelación similar en una reunión privada.
En un artículo del político, publicado en el diario Reforma y titulado “Posdata palencana” -el cual también reproduce en su cuenta de Facebook-, AMLO habla sobre ese lugar, su familia, sus bienes, el 2018 y más.
“Adelanto que me dedicaré a leer, escribir y a dar clases, porque de algo tengo que vivir. Además, así mis adversarios conservadores no seguirán necios preguntando ‘de qué vivo, si no trabajo’…”.
“En fin, si desgraciadamente nos va mal en el 18, seguiré sembrando plantas e ideas hasta que fallezca, pero no volvería nunca más a ser candidato a nadaDiría: quise ser como Juárez, Madero y Lázaro Cárdenas, y no pude o no supe hacerlo. Mientras viva, no dejaré de luchar por la justicia y por la auténtica democracia, pero me retiraré del protagonismo político para así, con humildad y arrogancia, al mismo tiempo, poder decir a mis adversarios y a quien quiera oírlo, “ya ven, no soy un ambicioso vulgar”. Sólo me importa estar bien conmigo mismo, con mi conciencia, con el prójimo, con la nación y con la historia”, asegura López Obrador.
Y se suelta: “En 2015, manejando un vehículo en el camino de Palenque a Villahermosa, con Beatriz y mis cuatro hijos, les dicté mi testamento político que ya obra en manos de un notario. Repito: no tengo ningún bien material, ni cuentas de cheques ni tarjetas de crédito. En otras ocasiones, he explicado que nunca me ha interesado el dinero, aunque por respeto a las personas, no dejo de recalcar que no todo el que tiene es malvado. Precisamente, en 2015, entregué a mis hijos la Quinta La Chingada, heredada de mis padres: a Jesús le toca la casa y 4 mil metros cuadrados; a José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso, una superficie de 2 mil 500 metros cuadrados a cada uno. Cuando les informé a mis hijos grandes que al Jueche le quedaría la casa de sus abuelos, porque no había recibido nada, ninguno se disgustó, son buenos de verdad.
“Aquí sostengo que el mejor consejo y la enseñanza mayor que uno puede dar a los seres queridos es la del desinterés por lo material, porque muchas veces la infelicidad se produce por la ambición al dinero. En consecuencia, la satisfacción más grande que uno puede tener mientras exista, es contar con hijos honestos, que hagan de su vida una línea recta y lleven a la práctica sentimientos sinceros de amor al prójimo, en especial, a los débiles, pobres y humillados”, cuenta.

dulce veneno canciones contra la obecidad en mexico y del mundo

este disco se estreno originalmente en julio del 2016 pero desde este mes se esta notando contra quienva la mayoria de mxicanos siguen creyendo que los refrescos son bastante lindos con su gran engaño con un dulce veneno que casi nadie se escapa en todo mexico que en territorios como chiapas aunque se disfrzende compañeros de rebeldia no saben que la agua negra esta ahi adentro escondida les dejo los dos videos que les recomiendo que los vean bien y que los entiendan no son de mentiras son las incomodidades de que una alma azucarada que un gran descuido puede matarte o asecinarte sin piedad que en los coca-coholicos esta presente con su publicidad que han sido quejas contra la obesidad en este pais



disco dulce veneno:

martes, 8 de noviembre de 2016

Trump y Hillary lo rechazan, gobierno de México busca la ratificación del TPP : Pérez de Acha

Trump y Hillary lo rechazan, gobierno de México busca la ratificación del TPP : Pérez de Acha
"No debemos aceptar esta imposición de condiciones económicas y esquemas de negocios que intercambian la libertad y los derechos por beneficios inexistentes. Los senadores tienen que recapacitar. Y pronto," sostiene Gisela Pérez de Hacha.
TPPNUEVA
Un nuevo tratado de libre comercio se discute en el Senado: el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica –o TPP por sus siglas en inglés. Estados Unidos lo impulsó, y fue negociado en secreto con México, Perú, Chile, Brunei, Nueva Zelanda, Singapur, Australia, Canadá, Japón, Malasia y Vietnam.
A pesar de que Claudia Ruiz-Massieu e Idelfonso Guajardo aseguran que el TPP va a beneficiar a México, los datos y el contenido del tratado nos dicen otra cosa. La realidad es que pone en riesgo el derecho a la salud, al trabajo, al medio ambiente, a la libertad de expresión y a la privacidad en internet. En el fondo, se trata de un acuerdo que se disfraza como un tema “comercial” pero privilegia los intereses de compañías multinacionales, dándoles poder por encima de los gobiernos mismos.
México ya firmó el tratado el pasado 4 de febrero en Nueva Zelanda, y ahora está pendiente de ratificar en el Senado. Sin embargo, los legisladores no puedan cambiar una coma del texto negociado: la respuesta será “sí” o “no”, sin condiciones. Con las elecciones de Estados Unidos en el horizonte, la ratificación del tratado se complica. Los próximos meses son cruciales para definir el destino del TPP, y con éste, nuestras libertades.
¿Por qué el TPP es tan peligroso?
Para empezar, la ganancia económica si ratificamos el acuerdo, es mínima. El propio Banco Mundial pronosticó que con la implementación del tratado, el crecimiento para países que forman parte del TLCAN, como México, sería de apenas un 0.6%.
De los 30 capítulos, solo seis tienen que ver con libre comercio. Si bien mucho del contenido ya estaba en otros tratados de este tipo, el TPP fortalece a las empresas multinacionales por encima de nuestros intereses como país. El problema empieza por la definición de “inversión”, que, básicamente, abarca empresas, bonos, derivados, licencias, propiedad intelectual. Lo preocupante es que también incluya “la expectativa de obtener ganancias o utilidades”, y que además prohíba las “expropiaciones indirectas” (artículo 9.1). Estas definiciones, cuando se unen al capítulo de Solución de Controversias, atan de manos a los Estados.
Por ejemplo, si México promulga una ley que aumente el salario mínimo, obligue a las empresas a reducir su emisión de dióxido de carbono o que, inclusive, prohíba ciertos productos nocivos para la salud (como el asbesto), las compañías extranjeras pueden demandar al gobierno exigiendo que se les pague todo aquello que dejaron de ganar según sus “expectativas” futuras, más intereses mensuales (artículo 9.7).
Cualquier disputa de este estilo se resolvería en el tribunal de Arbitraje de Diferencias Estado-Inversor (conocido por ISDS del inglés Investor-State Dispute Settlement), un modelo que también se encuentra en otros tratados de libre comercio con Estados Unidos, y que ha sido parangón de muchas injusticias.
TPP1
En 2012, un tribunal similar condenó al gobierno de Ecuador a pagarle 23 mil millones de dólares a la Occidental Petroleum Corporation por violar un acuerdo bilateral entre este país y Estados Unidos, a pesar de que la compañía petrolera había quebrantado la ley nacional. Para no irnos más lejos, en 1997 la compañía Metalclad demandó a México por cancelar un permiso para desechar sus productos nocivos en San Luis Potosí, a pesar de que estaba contaminando seriamente la región. El tribunal arbitral condenó a México al pago de 16.7 millones de dólares por la violación de disposiciones muy similares a las que ahora contiene el TPP. Este dinero, claro, sale de los impuestos de los ciudadanos.
Con esto en mente, el capítulo de propiedad intelectual es de los más problemáticos.
Primero, porque traba la producción de medicamentos genéricos para tratar enfermedades como el VIH, el cáncer o el zika. Estos tratamientos son “productos biológicos” porque no pueden ser producidos en un laboratorio de manera puramente sintética, sino que tienen que partir de un proceso natural. El TPP bloquea este conocimiento durante ocho años en lo que se llama “plazo de farmacovigilancia”, haciendo imposible la producción de genéricos durante ese tiempo (artículos 18.50 y 18.52). Los principales afectados serían los pacientes que no tendrían dinero para pagar las medicinas de marca y tienen que esperar ocho años para curarse: es literal, un tema de vida o muerte.
Segundo, porque, como concluye un documento de Public Citizen, el tratado protege a las compañías de semillas como Monsanto en detrimento de los derechos de los agricultores. Para el caso local, hay que recordar que uno de los principales sectores que resultaron dañados por el Tratado de Libre Comercio fue el campo mexicano: desplazó a más de un millón de pequeños productores, destruyó economías alimentarias locales y dejó en bancarrota a 1.5 millones de agricultores que no pudieron competir con el maíz altamente subsidiado por el gobierno de Estados Unidos. El balance anterior pudo servir como lección histórica, pero parece que no es el caso.
En específico, el TPP obliga a México a adherirse también a la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV 91), misma de la que México aún no es parte (artículo 18.1). El objetivo es patentar “nuevas variedades” de plantas y semillas mediante un derecho de propiedad intelectual que dure un periodo de 20 a 25 años. Es decir, permitir y proteger los alimentos transgénicos u organismos genéticamente modificados. En nuestro país, la lucha de ciertos sectores indígenas en contra de esto ha llegado hasta la Suprema Corte –teniendo algunas  victorias y avances que el TPP amenaza. No solo eso: el TPP prohibiría que los agricultores intercambien semillas entre sí –una práctica milenaria del campo mexicano–, obligándolos a pagar por ellas el precio que fijen las multinacionales.
Tpp2
Tercero, porque aumenta los plazos de protección a los derechos de autor, que se protegerían durante la vida de los mismos y hasta 70 años después de su muerte (artículo 18.63). Esto implica que los autores y creadores de música, libros o películas puedan tener la exclusividad sobre sus creaciones no solo mientras vivan, sino que ese beneficio se extienda a sus herederos, hijos y nietos. A la larga, solo las élites podrán pagar por contenido cultural que debería estar al alcance de todos. Además, es un esquema que beneficia directamente a Estados Unidos que, con poderosas industrias como Hollywood o Disney, es el principal exportador neto de productos y contenidos protegidos por derechos de autor en el mundo. Y aunque México tiene el peor estándar del mundo, 100 años, si en un futuro se buscan reducir los plazos, el TPP lo hará imposible.
Cuarto, el TPP establece un régimen de responsabilidad de proveedores de servicios de internet que sigue la lógica de la Digital Millenium Copyright Act (DMCA) estadounidense (artículos 18.81 y 18.82). Este régimen obliga a compañías como Google, Youtube y Facebook –o sus equivalentes nacionales– a retirar contenido que “viole” derechos de autor en cuanto tengan conocimiento efectivo de ello. Si no lo hacen, son también responsables de la “violación”. Sin salvaguardas judiciales, este sistema ha llevado a millares de actos de censura, incluso contra actos legítimos de expresión y de creación, bajo la amenaza de responsabilidad sobre el intermediario. Por ejemplo, en México, Enrique Peña Nieto ha usado la DMCA para eliminar sus metidas de pata al decir que “León es un Estado”. Casos como este podrían replicarse con el TPP.
DMCA
Por último, el capítulo de comercio electrónico, afectaría seriamente el derecho a la privacidad. Por ejemplo, el artículo 14.11 establece que los países deberán permitir “las transferencias transfronterizas de información por medios electrónicos, incluyendo la información personal”, estableciendo así salvaguardas vacías para garantizar la protección de derechos en beneficio de grandes compañías privadas y abriendo paso para el espionaje de nuestros datos y comunicaciones privadas.
El momento político
Para que el acuerdo entre en vigor, hay dos opciones. Primero, que los doce miembros completen el proceso de ratificación al interior de sus países. Entonces el TPP entraría en vigor dos meses después de que todos los hayan hecho. Sin embargo, la oposición al tratado alrededor del mundo ha sido fuerte, por lo que esta primera ruta no es tan viable.
Si algún país se queda fuera, la segunda opción es que el TPP entre en vigor si al menos seis países lo ratifican, siempre y cuando representen el 85% del PIB total entre los doce miembros. Como Estados Unidos y Japón representan el 80%, el tratado básicamente depende de ellos. Es una movida política.
Por eso el proceso electoral en Estados Unidos es tan importante. Y aquí, el TPP ha salido muy raspado. El senador Bernie Sanders –ex candidato a la presidencia por el Partido Demócrata– calificó al tratado como “desastroso” diciendo que afectaría a la clase media, e implicaría cientos de pérdidas de trabajos. El propio Donald Trump dijo que China, Japón y México estaban “matando” el comercio de Estados Unidos gracias a los malos deals que negociadores “estúpidos” habían hecho. Ya al final hasta Hillary Clinton, quien había promovido el acuerdo cuando fue Secretaria de Estado, se unió al coro diciendo que había que “aniquilar el TPP”.
En cambio en nuestro país, el Secretario de Economía tiene prisa por aprobar el TPP. El Instituto de Estrategia Económica de Washington ha estimado que se podrían perder hasta 30,000 empleos, pero parece no importar. A la par, las presiones políticas al Senado aumentan mientras el Consejo Coordinador Empresarial exige acelerar la ratificación del tratado.
Pero que quede claro: el TPP no debe aprobarse. No tiene ningún sentido ratificar un tratado con un impacto económico mínimo y que, en cambio, tendrá grandes costos en términos de derechos humanos. Sin la consulta ni participación de ciudadanos o sociedad civil, el proceso además es antidemocrático. Solo gobiernos y lobistas participaron en el proceso de negociación que culminó en el texto final.
No debemos aceptar esta imposición de condiciones económicas y esquemas de negocios que intercambian la libertad y los derechos por beneficios inexistentes. Los senadores tienen que recapacitar. Y pronto.